El orgullo de ser Radioaficionado

Hace un tiempo llegó a mis manos el siguiente texto…

EL Orgullo de ser Radioaficionado

Cierto, estamos orgullosos de ser radioaficionados, aunque haya gente que tenga una visión distorsionada de la realidad. No nos pasamos las noches en vela hablando por radio, ni somos enemigos de que la gente vea la televisión. Somos ciudadanos corrientes, que nos divierte y entretiene nuestro pasatiempo, que es cultural y educativo. Hemos querido ser radioaficionados y por ello hemos tenido que realizar un examen técnico. Eso nos ha posibilitado obtener una licencia ya que disponemos de conocimientos suficientes como para manejar una estación de radioaficionado. Nuestras antenas, que han sido supervisadas por personal competente en su montaje, son de emisiones inocuas o sea que no perjudican para nada a la salud. Así lo reconocen diversos organismos ya que nuestras emisiones además son discontinuas. Nos gusta experimentar, construir, probar y finalmente comprobar si todo está a punto para su óptimo funcionamiento. Somos los primeros que queremos tener nuestro material en buen uso, así dará mejor rendimiento y podremos llegar más lejos. Nos gusta compartir con todo el mundo nuestra afición. Si, desde jubilados, jóvenes estudiantes, empleados, sacerdotes en lugares remotos, médicos en las selvas tropicales, cantantes de rock, astronautas, cardenales, políticos, reyes y un largo etcétera, componen la familia de la radioafición. Enseñamos y distraemos. Hace pocos días conectábamos con un jubilado alemán que a sus 92 años había obtenido la licencia y está transmitiendo por radio junto a su ordenador. Estaba entusiasmado, así que nunca es tarde para empezar. Puede ser un buen motivo para los que el hogar es su lugar más idóneo para realizar sus entretenimientos. Aprender a realizar pequeños trabajos manuales, compartir conocimientos con otros amigos, empezar a chapurrear idiomas que pueden resultarnos al principio desconocidos y que luego será el de todos los días en la radio, hará que cada día sea uno nuevo y empezar a descubrir un mundo maravilloso. Hemos demostrado muchas veces nuestra cooperación con la sociedad. Quien no recuerda antaño la búsqueda de medicamentos por medio mundo a través de los radioaficionados. ¿Sabías que las señales del primer satélite artificial fueron transmitidas por frecuencias de radioaficionados? En esta era tan moderna, en la catástrofe de las torres gemelas, las comunicaciones quedaron colapsadas y el gobierno americano las confió a los radioaficionados que recibieron el agradecimiento del Sr. Bush. En el sutnami, las comunicaciones estuvieron en manos de la radioafición. En el terremoto de Perú y en las inundaciones de Méjico, también estuvimos allí. Cuando ocurre un desastre, las comunicaciones, por muy modernas que sean se colapsan, pero las nuestras no. Somos la mejor red de operadores para cualquier gobierno ya que estamos equipados y entrenados por nuestra cuenta. Por eso y por todo lo que os acabamos de contar estamos orgullosos de ser radioaficionados.
EA2AOV

Estimados amigos.. gran reflexion se hace… solo para pensar…

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Comente